This movie requires Flash Player 9
  • Portada
  • Buscar
Puertollano Ciudad Real Toledo Madrid

Raza, pundonor y entrega de Tendero y Huertas

imageRoberto García-Minguillán de Gregorio · Segunda de feria en Ciudad Real, con un tercio de aforo cubierto. Festejo  retransmitido en directo a través de las cámaras de Castilla-La Mancha televisión. los astados de Torrehandilla y Torreherberos no quisieron unirse a la fiesta, bien presentados, pero de nulas opciones para el triunfo, desrazados, con Lgenio y alguno incluso desarrollo peligro. Destacó el bravo y repetidor segundo de la tarde.

Tras la caída del cartel de Jiménez Fortes por la dramática cogida sufrida el pasado lunes y de la que esperemos que se recupere lo antes posible, todo quedó en un mano a mano de paisanaje entre Fernando Tendero y Emilio Huertas.

Fernando Tendero se las vio con un complicado primero, en donde estuvo superior, todo tuvo que hacerlo el torero, que extrajo los muletazos de uno a uno, cruzándose siempre y rayando al límite, una faena vivida con mucha intensidad y vibrante, por los terrenos comprometidos que pisaba Tendero, en la que se puede decir que ha sido una de las actuaciones más comprometidas de la feria, con una firmeza y claridad de ideas apabullantes. Además hay que resaltar que en ningún momento perdió la torería a pesar del  enemigo que tenía delante, varios pinchazos dejaron el premio gordo en una sonora y tremenda ovación con saludos.

Salió decidido en el tercero y quinto, dos toros de sosa embestida, que no trasmitían prácticamente nada, por lo que todo tuvo que hacerlo el torero, con momentos meritorios, donde dejó entrever la clase y el gusto de este buen torero de Villarta de San Juan, en estos toros sí que funcionó la espada; en el último incluso se atracó de toro. Dos orejas de peso para un enrazado Tendero, que pide a gritos más contratos.

Emilio Huertas pudo expresar su toreo con el mejor toro de la tarde, el que hizo segundo, y al que cuajó una faena redonda, destacando previamente en un buen recibo capotero. La faena tuvo como principales premisas: el temple, la hondura y la naturalidad, y de esta guisa corrió muy bien la mano en especial al natural, bajándole la mano al cornúpeta y rematando detrás de la cadera. Remató de una buena estocada que puso en bandeja el primer triunfo de la tarde, al cortar las dos orejas. En cambio, en su segundo, sin clase ninguna, lo intentó pero  la faena no terminó de romper, y el que cerró plaza, no le dejó pegar ni un sólo muletazo y su condición de manso le hizo irse a los terrenos de toriles, pero fue esfuerzo baldío. Finalmente los dos toreros abandonaron el coso a hombros, y en la que faltó la materia prima, el toro.

Galería gráfica, por Roberto García.Minguillán de Gregorio

imageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimage

Puedes compartirlo a través de estas vías:
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someonePrint this page

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

This site is protected by WP-CopyRightPro