This movie requires Flash Player 9
  • Portada
  • Buscar
Puertollano Ciudad Real Toledo Madrid

Sorprenden las buenas maneras del novillero Días Gómes

Deslumbrante manejo de capote del novillero Manuel Días Gómez, quien cuajó una gran faena a un Cebada Gago de vuelta al ruedo, en una novillada bien presentada, pero de juego desigual

imageRoberto García-Minguillán de Gregorio · Presenciar un festejo taurino en un marco tan singular como es la plaza de toros de Santa Cruz de Mudela es todo un privilegio: sabor, solera, e historia se mezclan en un escenario que es digno de elogio e inspiración para cualquier artista. Esta maravillosa plaza de toros, está rodeado de alamedas, y con el santuario de la Virgen de las Virtudes, anexo al histórico coso taurino, todo el conjunto data de 1641, siendo declarado conjunto histórico desde 1981; lo dicho, todo un deleite para los sentidos.

Se lidió una novillada con picadores de la ganadería de Cebada Gago, bien presentada, aunque de juego desigual, con un novillo de juego sobresaliente, el lidiado en cuarto lugar, que a la postre fue premiado con una merecida vuelta al ruedo.

imageLa novillada sacó la casta y por otro lado las complicaciones propias del encaste, aunque también la bravura que llevan dentro, como ocurrió en el cuarto de la tarde.

Manuel Días Gómes
En el argot taurino decimos que un aspirante a torero tiene maneras, siempre y cuando apreciamos que  tiene los ingredientes necesarios para llegar arriba, y eso fue lo que demostró el pasado sábado en el histórico coso el portugués Manuel Días Gómes, quien se le apreció un muy buen manejo de capa en ambas intervenciones, y en especial, en su segundo, con un buen ramillete de verónicas cargando la suerte, moviendo muy bien los brazos y con una despaciosidad infinita, el broche resultó de lo más torero, con una media con las rodillas en tierra, que fue de cartel de toros.

imageLa faena más importante de la tarde la cuajó  este pupilo del maestro Tomás Campuzano, en una labor donde ante todo primó la calidad, templanza, y largura en el trazo de los muletazos, dejándose ver en todo momento, los pases de pecho interminables, el clímax llegó con dos series por la zurda, con la cabeza del burel embebida a la muleta, y en ocasiones, rematando los muletazos detrás de la cadera, haciéndolo todo con mucho gusto, pena que no pudiera bajarle más la mano, pues el toro rodaba por los suelos, aún así, faena importante y buen novillo de Cebada Gago, finalmente máximos trofeos para el novillero, y vuelta al ruedo para el burel.

Emilio Huertas
imageEl torero local  Emilio Huertas se las vio con un primer novillo aquerenciado, tan brusco como soso y pegajoso, y que puso en apuros al novillero, para conseguir pasear una oreja de paisanaje; en cambió, salió a por todas en su segundo, y animado en todo momento con el aliento de sus paisanos y del maestro Julio Aparicio, se inventó por completo la faena sacando muletazos de bella fractura; aunque se le vio claramente que no estaba a gusto, mató de estocada delantera y tendida, teniendo que pegar un golpe de verduguillo, para poder sumar otra oreja, que le serviría para abrir la puerta grande.

Martín Campanario
imagePor la vía de la sustitución entró en la novillada Martín Campanario, que por cierto le honra el haber sido capaz de enfundarse el traje de luces, cuando horas antes sufriera un accidente de tráfico, a Martín se le vio menos placeado que a sus compañeros, y por consiguiente, con menos oficio, faena intermitente en su primero, donde lo más destacado resultó la estocada, un público generoso premió su labor con un trofeo; en cambió, en el que cerró plaza se justificó con una Cebada totalmente desrrazado, mostrando el torero su predisposición, mató mal, escuchando palmas de despedida.

FICHA DEL FESTEJO
imagePlaza de toros de Santa Cruz de Mudela (Ciudad Real). Romería de San Marcos.
Sábado 6 de abril

Menos de media entrada en los tendidos
Tarde desapacible e invernal

Toros de la ganadería de Cebada Gago, bien presentados, pero desiguales de juego, el mejor el cuarto, premiado con la vuelta al ruedo.

Manuel Días Gómes, (ovación con saludos y dos orejas y rabo)

Emilio Huertas (oreja y oreja)

Martín Campanario (oreja y palmas de despedida).

Al final del festejo salieron por la puerta grande Días Gómes y Emilio Huertas.

imageimageimageimageimageimageimageimageimageimage

Puedes compartirlo a través de estas vías:
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someonePrint this page

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

This site is protected by WP-CopyRightPro