This movie requires Flash Player 9
  • Portada
  • Buscar
Puertollano Ciudad Real Toledo Madrid

El ritual de vestirse de torero

Colocando la castañeta.Roberto García-Minguillán de Gregorio · No es un ritual cualquiera, es el de vestirse de torero, el de anteponerse la vida a la muerte. Nosotros hemos querido compartir con todos los aficionados los momentos mas íntimos para un torero y, en concreto, le hemos robado ese tiempo a un diestro con el que guardo una estrecha amistad como es Miguel Tendero. Un torero de los ‘nuestros’, de esta tierra manchega donde se saborea por los cinco sentidos el arte de torear.

Nos encontramos en pleno mes de septiembre, mes intenso en lo que a festejos taurinos se refiere, pues se aglutinan en nuestra tierra numerosas ferias de alto índole, tales como la de Nuestra Señora de Los Llanos en Albacete, Las Cruces en Guadalajara o la auténtica feria del toro en Almodóvar del Campo.

Es sábado 18 de septiembre y Miguel Tendero viene de torear en su feria de Albacete. Al día siguiente hace el paseíllo en la localidad ciudadrealeña de Torralba de Calatrava. El Grupo de Comunicación Oretania tiene el privilegio de viajar con Miguel y sentir sus impresiones antes de ponerse delante de la cara del toro.

Se despierta la mañana del 18 de septiembre. El que suscribe este artículo y mi amigo Fernando quedamos a las 12 de la mañana con el espada albaceteño en un conocido hotel de aquella capital. No es la hora del sorteo, es la hora en la que nos disponemos a repartirnos en los coches que nos llevarán hasta mi querida tierra de Torralba de Calatrava, pues a las 6 de la tarde tiene uno de sus numerosos compromisos en su acogedora plaza de toros.

Partimos hacía allá y antes de llegar hacemos un alto en el camino, para comer e intercambiar opiniones. Más tarde seguimos con nuestra marcha hasta que llegamos al hotel donde se alojará el joven diestro. Las horas previas a vestirse de torero, Miguel las dedica al descanso y, por qué no, a atender a los aficionados que le saludan y a estar relajado con su cuadrilla y su gente.

La cuadrilla del torero es gente muy especial para el entorno del mismo, pues son ellos los que pasan más tiempo con él, siendo los encargados de levantar su ánimo cuando lo pasa mal o, por el contrario, sus acicates ‘dándole caña’ cuando se relaja demasiado. O disfrutar de los triunfos, pues ellos son también merecedores de ello. Es, como el mismo diestro asegura, su familia más íntima. Son todos personas con un corazón enorme,  que sufren y disfrutan con Miguel, son todos una auténtica piña que han crecido y crecen personal y profesionalmente con el torero. ¡Qué suerte formar parte de la cuadrilla de Miguel Tendero! en donde tan buen ambiente se respira…

Son las 5 de la tarde y ya es hora de irse preparando. Es éste de los momentos de más recogimiento, en donde las emociones brotan a flor de piel. Previamente ‘Paquito’, mozo de espadas de Tendero, ha dejado todo preparado y colocado en la silla, como mandan los cánones y también la tradición, para comenzar esta asidua y pormenorizada labor. Hoy toca el traje de grana y oro. Es la hora de la verdad  y Miguel prefiere pegarse antes una ducha para combatir, en la medida de lo posible, una de esas intensas tardes de calor a las que somos asiduos en La Mancha durante los meses estivales.

Llega la hora clave y un recogimiento se levanta en el silencio de la habitación del hotel. El mozo de espadas comienza a vestir al torero, mientras la cuadrilla hace lo propio. El ritual comienza con la colocación de los panti y continúa con las medias, las ligas, la taleguilla, los tirantes, la camisa y las zapatillas, para acabar con la colocación de la castañeta.

Son momentos donde el recogimiento invade el silencio de la habitación del hotel. Ya se encuentran preparados todos los componentes de la cuadrilla. Los picadores suelen salir antes, mientras el resto de componentes espera al matador.

Después de vestirse de torero toca el estiramiento, para más tarde llevar a cabo el ritual religioso, donde el toreo, en plena soledad de sus sentimientos, evoca su protección a Dios y a los santos predilectos de su devoción.

Me llama la atención como uno de su cuadrilla y, en concreto, ‘El Molí’, enclava su mirada hacía un Cristo crucificado, su Virgen de los Llanos, la señora y patrona de Albacete y una foto en donde aparecen todos los componentes de su familia y un enser de esos seres queridos. Son instantes que saben a gloria y a tragedia, pues son muchas las cosas que entonces pasan por la cabeza del torero: el cuajar un toro como uno sueña, ‘¿será la tarde perfecta?’; ‘¿cómo será el comportamiento de esos dos toros que me esperan en chiqueros?’; ‘¿volveré, o no volveré al hotel?’,… Son muchos los interrogantes y muy pocas las respuestas. Tan sólo algunas ‘manías o supersticiones’ se entremezclan en el camino. Por supuesto, ni qué decir tiene, que detrás de todo esto hay muchas madres que confían en su oración más íntima.

Previamente y tras la tímida voz del mozo de espadas, al decir “Maestro, ya ha llegado la hora, cuando quieras podemos marchar a la plaza”, el torero se enfunda en un fuerte abrazo con toda su cuadrilla y deciden emprender el camino hacía el furgón que les llevará a la plaza de toros de Torralba de Calatrava.

Fuera esperan numerosos curiosos que quieren saludar a su torero. Miguel, un joven de lo más cariñoso, firma autógrafos y se hace numerosas fotos con sus seguidores, que quieren inmortalizar el momento. Mientras tanto Gonzalo González, su apoderado, la persona que siempre acompaña al torero y le ha visto evolucionar como persona y como matador, está esperándole con los “gatillos en la barriga”, de no saber qué puede deparar la tarde.

En el coche de camino a la plaza hay un ambiente cálido, hostil y acogedor a la par, ése que  anteriormente hemos mencionado. Al llegar al coso todo es distinto. Quizás sean los momentos en los que se olvide uno de su cuerpo, para imaginarse ese toro que está apunto de salir por la puerta de toriles, con un único deseo: palpar sus embestidas y tener la oportunidad de crear una obra de arte toreando con el alma, expresando los sentimientos.

Se escuchan los clarines y timbales y el torero se enfunda el capote de paseo. Da comienzo el paseíllo y los compañeros de terna se desean suerte; “¡Suerte maestro!” se escucha en la plaza, mientras los gritos de “¡Torero, Torero, Torero!” se entremezclan con las primeras notas de la banda de música que amenizará la corrida. Ambiente de lujo en una tarde de toros en La Mancha, con un torero de la tierra en el ruego: él es Miguel Tendero. Mirada inquietante y futuro esperanzador de uno de los jóvenes con mayor proyección de nuestra tierra: Castilla-La Mancha.

A continuación le ofrecemos una amplia galería gráfica de Esteban Sánchez con los momentos mas íntimos de la soledad del torero en el hotel. Hay imágenes que hablan por sí solas. Así es, tarde tras tarde, el ritual de vestirse de torero, ya sea para las máximas figuras o para los más jóvenes que quieren abrirse camino en este bello arte de la tauromaquia. Un arte donde la vida y la muerte se dan la mano, la luz de la gloria y las tinieblas del fracaso están a sólo un paso. Ésta es la verdad de nuestra fiesta nacional.

El ritual de vestirse de torero.El ritual de vestirse de torero.El ritual de vestirse de torero.El ritual de vestirse de torero.El ritual de vestirse de torero.El ritual de vestirse de torero.El ritual de vestirse de torero.El ritual de vestirse de torero.El ritual de vestirse de torero.El ritual de vestirse de torero.El ritual de vestirse de torero.El ritual de vestirse de torero.El ritual de vestirse de torero.El ritual de vestirse de torero.El ritual de vestirse de torero.El ritual de vestirse de torero.Tendero, el el coso torralbeño.Tendero, el el coso torralbeño.Tendero, el el coso torralbeño.Tendero, el el coso torralbeño.Tendero, el el coso torralbeño.Tendero, el el coso torralbeño.

Puedes compartirlo a través de estas vías:
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someonePrint this page

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

This site is protected by WP-CopyRightPro