This movie requires Flash Player 9
  • Portada
  • Buscar
Puertollano Ciudad Real Toledo Madrid

Más de un centenar de aficionados almodovareños disfrutaron de uno de los festejos más atractivos de la Feria cordobesa

Jose Mari Manzanares, sacado a hombros en la tarde cordobesa. Roberto García-Minguillán de Gregorio · El pasado jueves 26 de mayo, más de cien aficionados pertenecientes al Club Taurino Almodóvar se trasladaron hasta la ciudad andaluza de Córdoba, que se encontraba en plena Feria de Mayo en honor a Nuestra Señora de la Salud, para presenciar uno de los festejos taurinos que más expectación había levantado dentro de su ciclo taurino.

En la corrida de toros donde se lidiaron ejemplares de la ganadería de Juan Pedro Domecq, que en la pasada feria de ganado de marzo lidió un buen encierro en el flamante Multifuncional almodovareño, ahora en Córdoba con un cartel compuesto por máximas figuras del toreo como Enrique Ponce, triunfador de la pasada feria septembrina de Almodóvar y dos de los espadas del momento, como José Antonio Morante de la Puebla y José María Manzanares.

En dicho festejo taurino, el monumental coso taurino de ‘Los Califas’, plaza de primera categoría, tuvo un llenazo ‘hasta la bandera’ y en cuanto a lo acontecido artísticamente en el ruedo el lote se lo llevó el alicantino José Mari Manzanares, quién empapó de azahar a manzana la plaza de los califas.

Fue la suya una actuación apoteósica que ya forma parte de los anales de su historia taurómaca, con corte de cuatro orejas. Manzanares nos emborrachó de toreo, del bueno, excelso, de gran categoría y expresión artística; el temple de Manzanares paró el tiempo. ¡Bendita rama que al tronco nace!

Enrique Ponce esfumó el triunfo por el mal manejo de la espada en su primero.

Mientras Morante de la Puebla enardeció al graderío en el quinto de la tarde, con goterones de su inagotable torería, en una labor de todo entrega. Nos dejó con la miel en los labios… ¿Qué tendrá el arte? o ¿Será Morante?… Saboreamos el toreo dulce, sabroso y personal de Morante ¡Y con lo tanto que nos gusta en Almodóvar ser golosos en el arte del toreo!

Pero de lo que estoy seguro, es que nadie olvidará esta gran tarde de toros, digna de guardar en el relicario taurómaco de los presentes y el Club Taurino Almodóvar tuvo el privilegio de estar presentes.

Puedes compartirlo a través de estas vías:
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someonePrint this page

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

This site is protected by WP-CopyRightPro